LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
INFORMACIÓN NUEVA
Recetas alfabéticas
Inicio
Mis recetas
NAVIDAD 2012
Navidad 2013
NAVIDAD 2014
Recetas para crisis
Croquetas de boletus
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Normas del risotto
Risotto funghi porci
Risotto de bacalo
R. espárragos/setas
R. conejo/ habitas
Risotto de sepia
R. tallos de ajos
R. navajas (Navidad)
Instrucciones: Pasta
Pasta "alla checca"
Spaghetti almejas
Spaghetti calabacín
Spahetti pomadora
Pizza Margharita
Pizza Capricciosa
Cocina de Brunetti
T. Pascualina
Crostata marmelatta
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Foro
Contacto
Buñuelos

 

 

Spaghetti de calabacín 

 

 

Cuando hice los "spaghetti a la pomadora toscana", me sobró mucha salsa pomadora (de tomate, apio, zanahorias y albahaca), y decidí aprovecharla para elaborar unos spaghettis, que hace tiempo tenía en mente, y cuya idea es hacer la pasta con el propio calabacín cortado -la había visto en alguna página web italiana, aunque la salsa no tenía nada que ver con la mía-. La idea de utilizar otros productos que funcionen como la pasta ya la he utilizado anteriormente con una sepia que estaba cortada a la manera de tallarines y figuraban como tal, y salió un plato riquísimo.

 

 

Ingredientes:

 

 

 

 

Cantidades todas opcionales; este plato es como para dos personas:

3 calabacines

 

salsa pomadora  a la toscana 

medio dl. de aceite para freír los calabacines

 

Elaboración:

 

1. Cortar los calabacines en tiras como de juliana. Utilizar la piel pues es siempre lo que le da el sabor a los calabacines. Si queréis hacer las tiras más gruesas podéis hacer tallarines:


 

 


2. Calentáis el aceite y pasáis el calabacín con  el fuego bien caliente por no más de dos minutos,  y luego lo dejáis como unos 10 minutos  a fuego bajo. Es importante que el calabacín no quede muy melosos. 

 

 


3.  Pasado ese tiempo, apagáis el fuego y los tapáis, y así os quedarán cocidos pero un poco al dente:


 

 


 

4. Finalmente y cuando lo vais a servir, podéis o bien echar la salsa en la sartén y darle unas vueltas para que se caliente bien, o bien echar la salsa bien caliente en los platos de forma individual. Los servís con queso parmesano.

 

 

 


 

 



Ahí tenéis unos spaghettis sabrosísimos, que podéis combinar con cualquier otra salsa: bolognesa, carbonara o cualquiera de las italianas que acompañan la pasta. 

 

 

 

 

 

 

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1