LA COCINA COMO TERAPIA
COCINATERAPIA
Portada
ÍNDICE DEL LIBRO DIG
Recetas alfabéticas
NAVIDAD RAPE ALANGOS
Inicio
NOVEDAD LIB DIGITAL
NOVEDADES IMPORTANTE
NAVIDAD 2012
NAVIDAD 2014
HALLOWEEN
Recetas para crisis
Ensaladas/verduras
Recetas populares
Recetas suntuosas
Sopa/gazpacho/cremas
Recetas básicas
Recetas vintage
Otras cocinas
Cocina francesa
Cocina italiana
Bollería y galletas
Helados
Postres
Confituras
Cocina para regalos
Contacto

 

Foro

 

 

 NOVEDADES

 

Queridos Lectores: Tengo que informaros de una importante novedad en cuanto a esta página web. A partir de unos días, se convertirá en una colección de monografías que forman el volumen "La Cocina como Terapia" y del que irán saliendo diferentes libros electrónicos publicados por Amazon, al precio de 9 euros y algo. Espero que no os resulte gravoso porque conta de más de 600 páginas cada uno. Cierro una serie de apartados con la intención de que pronto los tengáis en formato de e-book.

Con cariño para los 20.000 cibernautas que han entrado en mi página me despido de todos con el cariño de siempre.

 

La página donde podéis adquirirlo es:

 

 

https://www.amazon.es/dp/B01KHRCHSS/ref=pe_386191_48869971_TE_M1DP

 

 

 En la página de Novedad Libro Electrónico, os ofrezco instrucciones por si queréis adquirirlo y descargarloa.

 

 Un abrazo para todos mis lectores

 

 Ann Bronte (Carmen Pérez Basanta)

 

 

 

Para acceder pincha  al Forum aquí.

 

 

Os incluyo el Titulo, el  Prólogo y  Índice,  y los primeros párrafos de mi libro:

 

 

 TÍTULO DEL LIBRO

 

 

La Cocina como Terapia: Vol. 1

 

Repostería: Recetas populares y clásicas:

Recuerdos e historias culinarias para

 los que aman la cocina de siempre

 

 

CARMEN PÉREZ BASANTA

 

 

 

 

PRÓLOGO

 

La Cocina como Terapia es una colección de siete monografías de gastronomía y repostería, en donde encontrarás una selección de recetas populares y clásicas, modernas y antiguas  que son verdaderas joyas culinarias. La colección consta de 7 volúmenes,  de más de 450 recetas de la tradición culinaria española e internacional, que va desde la cocina popular a la clásica, pasando por la suntuosa, la destinada a los tiempos de crisis, y la casi desaparecida cocina "vintage", sin olvidarnos de platos internacionales que pertenecen ya al dominio universal (cocina inglesa, italiana, irlandesa, francesa, portuguesa, austríaca, etc.) e incluso aparecen curiosidades culinarias del ámbito de la literatura o del cine.

Dentro de este catálogo la selección de platos es diferente de los recetarios tradicionales, en tanto en cuenta se contemplan los siguientes apartados: a) Sopas y cremas calientes y frías, incluyendo todo tipo de gazpachos españoles (el tradicional, el salmorejo o el ajo blanco), o sopas sustanciosas como el “caldo gallego”, el “gazpachuelo”, o el “minestrone” italiano, que casi se pueden servir como platos únicos. B) Ensaladas y verduras crudas y cocinadas, con desde homenajes a la humilde y denostada “acelga”, la cenicienta de las verduras, o la exquisita “alcachofa”, esa verdura milenaria a cuyo diseño y sabor el Creador le dedicó  una atención especial, y que son parte de nuestra alimentación más sana y nutritiva  C) Preparaciones de la cocina popular española y de otra gran variedad de países, con platos que ya se han convertido en la mejor tradicional mundial, yendo de los “callos madrileños” al “lacón con grelos”, o las sempiternas “lentejas” de toda la vida, o el “cerdo agridulce cantonés”; y como gallega me recreo en todo tipo de empanadas  desde la de pan y las gramadas, o las trigo y maíz), que ya solo encontraréis en la Galicia enxebre y profunda . D) Elaboraciones suntuosas de todos los tiempos para celebraciones y fiestas, que si bien muchas de ellas pertenecen al ámbito de grandes menús históricos, como las sacadas de la noche del hundimiento del “Titanic”, o la ya famosa “Cena de los tres Emperadores”, al majestuoso “roastbeef” o las preparaciones con “salsa holandesa” o “bearnesa” de nuestras mesas actuales de grandes chefs, esta cocina fastuosa contempla platos en donde lo esencial es más maestría culinaria que los ingredientes excepcionales y costosos; así, un buen “fricasé de pollo”, puede ser un ejemplo de esta cocina festiva tanto como una langosta  a la americana. E) Cocina para tiempos de crisis, o lo que vulgarmente se ha llamado “cocina para una economía de guerra”, que os enseñará a cocinar “bien y barato”, utilizando sobrantes y productos baratos, para llevar a cabo platos en que los restos serán invisibles y los ingredientes se convertirán en “angulas del Cantábrico”; F) Platos vintage, que casi han desaparecido de la cocina casera y de la restauración en general, y que para muchos tendrán una vinculación emocional de la comida casera de la niñez, pongamos como ejemplo “los huevos encapotados” o “la pechuga Villaroy”.

 La parte de las recetas dulces se divide en: a) Repostería nacional e internacional, con postres como la medieval “tarta de Mondoñedo”, la primera tarta conocida como tal en España, al gran sachertorte austríaco, o los “coulis franceses”, o los “babas italianas”, predominando de forma especial los antiguos pasteles españoles, casi en periodo de desaparición, como el “ponche segoviano” y los “tocinos de cielo”, o la repostería de Carnaval, Cuaresma, o Semana Santa; y por supuesto, la sofistica y elitista pastelería actual de los “macarons” o los versallescos “marron glacé”  también tienen cabida en este libro. b) Bollería, cakes, bizcochos y galletas de los más variados ámbitos, siendo la tradición española y anglosajona las que se llevan la palma; unas “magdalenas” de toda la vida, unos “pastissets” levantinos o unos “scones ingleses”, o el “Victoria Cake”, con el que la Reina Victoria inaugura el “té inglés de las 5”,  son verdaderos tesoros de este apartado. C) Confituras, mermeladas, y glaseados o escarchados, en que se combinan técnicas antiguas e infalibles de nuestras abuelas con procedimientos modernos de conservación; para mí, la confitura casera es la “la esencia de lo dulce”, en donde se aprecia, más que en nada,  la labor del gran repostero.  D) Helados, cuya sección tratamos con especial cuidado y cariño, porque entendemos que hoy en día es casi imposible encontrar uno de aquellos “helados de auténtico mantecado” o un sabroso “helado de fresas” locales; y aquellas combinaciones que hacían nuestras abuelas con diferentes helados y otros ingredientes como nuestro “chocolatísimo” (una combinación de helado de chocolate relleno de licor de naranja con una cobertura de chocolate en polvo amargo),  o el “quore amaretto” (una combinación de helado de castaña cubierto de un picadillos de frutos secos y licor de amaretto); estos últimos, muestras de esta nueva heladería, donde se combina el producto casero del helado con ingredientes como la nata, las frutas y los licores. Finalmente, quiero mostrar la ejemplificación de cómo productos culinarios dulces se pueden convertir en bonitos y apreciados regalos.

Quiero también subrayar que hemos preferido centrarnos  en la calidad más que en la cantidad de las recetas, ya que todas nuestros platos, probados infinidad de veces, no sólo llevan una detenida descripción de los mismos con consejos e instrucciones muy precisas, sino que van acompañados de un material gráfico (hay más de 6000 ilustraciones fotográficas) para una mayor comprensión; en este sentido, una imagen vale más que mil palabras. Hay que resaltar que el que  libro electrónico en donde apenas la restricción espacial nos ha permitido incluir esta enorme información iconográfica, imposible en las publicaciones escritas en papel. Aquí, como en pocos géneros literarios, se pone en valor el papel de la nuevas tecnologías. Esta colección de libros “LA COCINA COMO TERAPIA” se compondrá de varias monografías, de las cuales hasta se irán publicando de forma paulatina las siguientes: 

 

VOLUMEN 1: REPOSTERIOR


VOLUMEN 2: COCINA POPULA

 

VOLUMEN 3: SOPAS Y CREMAS. ENSALADAS Y VERDURAS


VOULMEN 4: PLATOS SUNTUOSOs

 

VOLUMEN 5: PLATOS DE CRISIS. RECETAS VINTAGE


VOLUMEN 6: COCINA INTERNACIONAL


VOLUMEN 7: BOLLERÍA, CAKES Y GALLETAS. CONFITURAS. HELADOS

 

Desde una perspectiva más científica, cada día es más frecuente destacar los beneficios de la tarea culinaria desde diferentes perspectivas: combate el estrés, promueve la comunicación interpersonal, estimula las vivencias lúdicas y creativas, ya que “cocinar por el placer de cocinar” comporta una singular experiencia sensorial: la materia se transforma en algo de deliciosa apariencia, aroma y sabor, que además puede compartirse. Aunque desgraciadamente el consumo de alimentos cocinados y precocinados no ha dejado de crecer, quizá porque el mundo actual funciona de una manera muy acelerada y la gente solo tiene tiempo para el móvil y las redes sociales, estamos asistiendo  a un verdadero “boom” culinario, ya que aparte de las ventajas que acabo de mencionar, la buena comida, especialmente la “casera” es, según una gran mayoría de investigadores en nutrición, esencial para una  vida saludable y equilibrada, y también es la base de un equilibrio y armonía interior que son el fundamento de una vida armónica y feliz.

La autora se define no como un chef, sino como una buena cocinera y una entusiasta de la cocina, que trata de incluir un acercamiento bien documentado, a la historia y cultura de la cocina de otras épocas y países, y sobre todo, de trasmitir su pasión por “el arte culinario”, ya que considera la cocina como un arte equiparable a la música o la pintura.

Este primer volumen, Recetas Populares y Clásicas.  Recuerdos e Historias Culinarias para los que Aman la Cocina de siempre, inaugura la colección, y pretende ofreceros postres españoles e internacionales de toda la vida, algunos verdaderos hallazgos culinarios de la antigua pastelería española e internacional, muy difíciles de conseguir, junto a otras recetas más actuales. Hemos hecho un esfuerzo tremendo en comprobar cada receta varias veces para que, si seguís la receta al pie de la letra, consigáis resultados muy fiables. En segundo lugar, otra finalidad de este volumen es trasmitir el Amor y Pasión por la cocina y los efectos benéficos que produce en el bienestar humano, que además podréis compartir con familiares y amigos, y ¿por qué no? incluso  conseguir una maestría que os puede abrir caminos en el campo profesional.  He empezado por la Repostería porque me parece la esencia del “arte de la cocina”. Sé que es la especialidad  más complicada porque para hacer pasteles hay que ponerse el mandil de alquimista y coger la pesa para transformar la materia en algo sorprendente y espectacular. Para mí, la repostería es  a la gastronomía lo que la poesía es a la escritura.

Finalmente, quiero agradecer la cortesía de Wikimedia Commons por facilitarme la autorización de la mayoría de imágenes que  aparecen en este libro, un repositorio para el uso libre de derechos de autor, bien por haber cumplido más de cien años de antigüedad o bien por expreso permiso de sus autores. En cada imagen tenéis un enlace a este banco de imágenes donde podréis informaros de detalles importantes tanto sobre la autor como la ubicación actual de la imagen, y la autorización para su uso.  Sin embargo, algunas fotografías antiguas  que aparecen en este libro, suelen ser de propiedad familiar, lo mismo que todas las recetas culinarias son de producción propia,  a excepción de una media docena de ellas, en donde se hace constar su publicación autorizada. En este sentido, las ilustraciones, la mayoría de ellas pinturas de grandes artistas, con motivos culinarios o de la vida social de cada época  no son meras imposturas o imágenes decorativas, sino que debajo de ellas subyace una importante intención, que no es otra que ofrecer un escenario o contexto ambiental de las recetas. Para mí, “el arte culinario” es una realidad pluridimensional de sabores, olores, presencias estéticas y emocionales, que se dan en una realidad social, cultural e histórica concreta. Por tanto, las imágenes aportan, además de emociones y sensaciones, que cada plato nos ha suscitado o nos suscita, un valor etnográfico indiscutible, que enriquecerá su realidad comunicativa, y llegará más profundamente al lector.

Comienzo del libro:

 

No puedo dejar de subrayar que este libro es un homenaje, a modo de recuerdo emocional  y sincero a mi madre, verdadera y prácticamente única maestra que tuve. En suma, nos gustaría  que este libro fuera  una lectura amena y divertida, otras veces conmovedora y triste, como es la vida de cualquier persona, en torno al aprendizaje culinario de la autora y al "arte del buen comer", salpicada de anécdotas de personajes célebres que destacaron como cocineros o amantes de la buena mesa. Y, ¿por qué no?, mostraros que en nuestra etapa de jubilación, cuando nos creemos trastos viejos e inútiles, uno puede todavía aportar algo de su sabiduría a las nuevas generaciones, a las que, en mi caso, había dedicado una buena parte de mi vida.

 

 


Por último, quería pedir perdón por el aparente desorden de las recetas; digo aparente cuando quiero significar consciente y deseado. Este libro es, en el fondo, un monólogo interior, donde he intentado plasmar todas aquellas reflexiones que han emanado de mi interior a lo largo de estos seis años, mi etapa de jubilada, con relación “a mi primer amor” que fue la cocina, y como dice la canción: uno siempre vuelve al primer amor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ÍNDICE

 

 

 

 

 

 

 

Prólogo

Introducción

Metodología de mis recetas

Volumen I: “La Cocina como Terapia: REPOSTERÍA

1.Las clásicas natillas: El recuerdo de mi profesora

2. Brazo de gitano: El pastel del “No-cumpleaños de Alicia en el País de las Maravillas

3. Tarta de Santiago: La popular “santiaguiña”

4. Lionesas de crema: El Titanic y el secreto de Rosita

5. Lionesas de trufa: La pastelería en casa

6. Lemon merengue pie (tarta de limón): El terapéutico pastel de Sylvia Plath

7. Los ricciarelli de la bella Siena: El exquisito dulce de las Cruzadas

8. Trufas de chocolate: Un añorado postre vintage

9. La tarta de mi tía favorita: Mi primera tarta de manzana

10. Tarta de zanahoria: El pastel irlandés de Halloween

11. Pastel de marrón glacé: Un clásico de la Navidad francesa

12. Goxua: El pastel vasco de Vitoria

13. Tarta de queso horneada: En busca del queso ideal para competir con las tartas anglosajonas

14. Flan casero: Trucos para conseguir un flan milenario

15. Tarta de Mondoñedo: Entre el románico y el barroco

16. Leche frita: La inigualable receta de mi madre para la cuaresma 

 17. Tarta tatin: la serendipia en la cocina

18. Cuajada de Carnaval: El postre granadino carnavalesco

19. Nueces cubiertas de chocolate: La receta de la ilustre Dª María Manuela

20. Conxuros de almendra: la fuerza del amor

21. Quindins de Brazil: La sombra de la esclavitud

22. Arroz con leche: La reconciliación con mi madre

23. Tarta de queso y arándanos para una fiesta veraniega en el jardín

24. Clafoutis de cerezas tradicional: Un clásico de la gran cocina francesa

25. Clafoutis con almendras: una versión ilustrada

26. Los “felipes”: El pastel granadino de la Feria del Corpus

27. Arnadí de calabaza: Lo inusitado en la repostería levantina

28. Torrijas de azúcar, miel y almíbar: el pastel popular de Madrid

29. Crujiente de manzana (apple crumble): Mis años de economía de guerra

30. Las filloas de Carnaval: El fortuito viaje con Álvaro Cunqueiro

31. Orellas (orejas): La receta de Vicenta

32. Ponche segoviano: La preparación más creativa de la cocina española

33. Ponche con crema de yema: La versión de Manolo de la Bugalla

34. Babás napolitanos: En busca del tiempo perdido

35. Pastissets levantinos: Homenaje al “batatín” o “boniato”

36. Pastissets de cabello: Las sempiternas empanadillas dulces

37. Tocino de cielo: Un dulce divino y celestial

38. Tarta de manzana normanda: El amor del “poveretto” de Asís por el franchipane

39. Panacota tradicional: La tarta que descubrí en la Toscana; y la panacota de castaña

40. Macarons de merengue francés: El súmmun de la pastelería posmoderna

41. Macarons de merengue italiano: La excelencia en la pastelería

42. Tarta capuchina: el terror del pastelero

43. Tarta mascota: En busca del dracma perdido

44. Flan de queso O Cebreiro: Mi imborrable estancia en la montaña

45. Roscón de Reyes: La expectación de los Magos

46. Almendrados de Alláriz: Receta de la Virxen de Abrideira

47. Sachertore: El mejor pastel de chocolate del mundo

48. Los scones: El símbolo británico del cream tea

49. Tarta Florentina: Recuperar la ecología culinaria

50 . Marron glacé: El inolvidable recuerdo de mis padres

 

 

Introducción 

 

 

Me acababa de jubilar y, por increíble que pareciese, mi intensa vida profesional había terminado y, de golpe y porrazo, mi vida se paró en seco. Por fin, iba a liberarme de los madrugones, las desveladoras preparaciones de clases, los angustiosos plazos, las tediosas correcciones de exámenes, el “corta-y-pega” de la redacción de memorias, las organizaciones de congresos, los miedos escénicos ante mis cursos o conferencias, y las sempiternas búsquedas bibliográficas… Y lo mejor sería que ahora podría escuchar toda la música que había puesto de fondo durante tantos años sin pararme a escuchar, y el montón de libros que había postergado hasta mi jubilación. La verdad es que aquellos últimos años habían sido agotadores, intensos y estresantes, y me merecía un buen descanso.

Sin embargo, había algo que me acongojaba, en el fondo tenía la sensación de que mi vida profesional, que ya no podía distinguir de la personal, estaba acabada. Pero aquella tarde iba a dar otra vuelta de tuerca a mi vida. De repente dejé el libro y me enfrasqué en una nostálgica ensoñación sobre aquellas cuatro décadas fuera de mi tierra, Galicia. Durante todos aquellos años siempre había tenido un sueño recurrente, siempre el mismo sueño y en el mismo lugar, en una antigua cocina “lareira”, con extraños personajes contando historias de miedo, y a la mañana siguiente como la protagonista de Manderley, amanecía siempre diciendo lo mismo: “Anoche soñé que volvía a la Goleta”. Y aquel recuerdo de las visitas a la casa de mi bisabuela ejercieron en este momento tan especial de mi vida una sensación muy parecida a la magdalena proustiana. Y empecé no sólo a recordar sino a recuperar todos aquellos años de mi infancia y de mi niñez que habían sido quizá la piedra angular que tanta fuerza había dado a mi vida posterior...

 

DESPUÉS DE CASI SEIS AÑOS, Y HABER RECIBIDO CASI 20.000 VISITANTES A MI PÁGINA WEB, ME DESPIDO CON UN HASTA LUEGO Y OS MANDO UN FUERTE ABRAZO

ANN BRONTE O CARMEN PÉREZ BASANTA

 

 

 

 

 

 

Top
COCINATERAPIA | abronte@hotmail.com
UA-30383234-1